CAJAS AUTOMÁTICAS

de del

El cambio automático es un sistema de transmisión que es capaz por si mismo de seleccionar todas las marchas o relaciones sin la necesidad de la intervención directa del conductor. El cambio de una relación a otra se produce en función tanto de la velocidad del vehículo como del régimen de giro del motor, por lo que el conductor no necesita ni de pedal de embrague ni de palanca de cambios. El simple hecho de pisar el pedal del acelerador provoca el cambio de relación conforme el motor varía de régimen de giro. El resultado que aprecia el conductor es el de un cambio cómodo que no produce tirones y que le permite prestar toda su atención al tráfico. Por lo tanto el cambio automático no sólo proporciona más confort, sino que aporta al vehículo mayor seguridad activa.

Las consecuencias de no realizar los mantenimientos y cambios de aceite que recomienda el fabricante en un cambio automático pueden ser:

  • Problemas con el cambio automático de marchas.

  • Pérdida de potencia debido a un cambio defectuoso.

  • Rotura interna de los elementos que componen el cambio con el consiguiente gasto que esto supone.

Muy importante será siempre seguir las recomendaciones del fabricante para evitar que tengamos una avería grave la cual nos puede suponer un coste aproximado de 6.000€.